jueves, 27 de diciembre de 2012

Peter Pan y CoDa21: derroche de fantasía y arte


Por: Miriam Montes Mock












En plena temporada navideña, cuando las compañías de danza presentan su tradicional Cascanueces o, a manera de contraste, sus piezas artísticas alusivas a la celebración puertorriqueña de la natividad, CoDa21 madrugó con una propuesta hasta entonces desconocida en los teatros de Puerto Rico: la escenificación en ballet de la historia de Peter Pan. Bajo la dirección artística de Denisse Eliza, quien también interpretó a la juvenil Wendy Darling, el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré albergó una aventura mágica, repleta de color, de fantasía, de humor y sobre todo, atractiva para grandes y chicos.



Wendy (D.Eliza), Michael (Ricardo Irizarry) y John Darling
(Christian Chaparro) junto al perro de la familia Nana (Omar
Nieves) se divierten ante la salida de sus padres al teatro.


Inspirada en el relato original del escocés James Mathew Barrie, allá para 1904, la Compañía de Danza Siglo 21 (CoDa21) convirtió a sus bailarines y colaboradores en un elenco de niños perdidos, de piratas, de criaturas ensoñadoras y hasta de animales. Impulsada por la satisfacción que brinda conquistar al público y colmar la Sala de Festivales del teatro, CoDa21 asumió efectivamente los desafíos de una producción ambiciosa con las complejidades técnicas de Peter Pan.






Para empezar, el elenco requería cerca de 40 intérpretes, para lo que se incluyó la participación de bailarines provenientes de ENDANZA y de Ballet Nacional de Santo Domingo, ambos de República Dominicana. También colaboraron en la función estudiantes destacados de la Escuela Especializada Julián Blanco, además de bailarines de Ballets de San Juan, Ballet Concierto de Puerto Rico y Western Ballet, compañías de danza en Puerto Rico.



La escenografía y el vestuario, cortesía del Cincinnati Ballet, contribuyeron a lograr una puesta en escena esplendorosa, uno de los aciertos de la producción artística. El efecto del vuelo de algunos de los personajes fue en sí mismo un espectáculo fenomenal. Amarrados con cuerdas transparentes que eran manipuladas tras bastidores, Peter Pan y los niños de la familia Darling se elevaban en el aire y atravesaban el escenario, asombrados ellos también mientras parecían desafiar las leyes de la naturaleza, haciendo las morisquetas propias de los personajes que interpretaban. Como era de esperarse, las expresiones de admiración de la audiencia infantil impregnaron el aire con la ilusión de los niños ante los mundos fantásticos.




Peter Pan (Maykel Acosta)  en la batalla final con el capitán James Hook (Jesús Miranda) / foto: ©Heriberto Castro






Indias del Clan Piccaninny
Omar Nieves como pirata
Maykel Acosta, bailarín invitado, estuvo estupendo en su caracterización de Peter Pan. Fuerte y resuelto, persuadió al público con su capacidad histriónica y su dominio técnico, y triunfó como protagonista de la inocente historia. Las bailarinas que interpretaron en zapatillas de puntas a las Tinkertots y a las Indias del Clan Piccaninny, se proyectaron adecuadas y bien ensayadas, mientras que los Piratas, varones todos, lucieron atractivos, convincentes, como bárbaros imprudentes e intrépidos. Se destacó particularmente Omar Nieves, quien se desplaza en escena con gran soltura y arrojo. Los niños perdidos, a cargo de Vesna Lantigua, Roberto López, Adriana Aybar, Arleane López, Ryan Carroll y William Blanken, entre asustadizos e ingenuos, brillaron por su aura infantil. Los hermanitos Michael y John Darling fueron representados por Ricardo Irizarry y Christian Chaparro, respectivamente, y Ana Victoria Fridman fue una Tinkerbell ideal. La nota simpática estuvo a cargo del perro Nana (Omar Nieves) y el cocodrilo (Militza Arzola), mientras que el antipático Captain James Hook fue caracterizado por Jesús “Pito” Miranda.



Ana Victoria Fridman como Tinkerbell




 Capitán Hook (J.Miranda) en manos
del cocodrilo (Militza Arzola)
 Canchani como Mary Darling 
A pesar de que los integrantes de CoDa21 han probado en innumerables presentaciones su calibre técnico y artístico, el protagonismo de esta producción recayó más en la puesta en escena que en el dominio de sus bailarines. Cabe destacar, sin embargo, el magnífico trabajo de la veterana Rebeca Canchani en su papel de Tiger Lily. Canchani, quien nos tiene acostumbrados a presenciar su maestría… una técnica impecable, un excelente dominio y balance del cuerpo, esa facilidad con la que parece ejecutar los pasos, continúa sorprendiéndonos, muy a pesar de las lesiones que ha sufrido, propias de esta profesión.



Vesna Lantigua y Roberto López como niños perdidos.







Ryan Carrol y Adriana Aybar / Niños Perdidos
Arleane López & Adriana Aybar
La coreografía de Peter Pan estuvo a cargo de Septime Webre, coreógrafo y director artístico del Washington Ballet. Quique Benet realizó la iluminación y ARTTE fue responsable por el sonido y los trabajos de tramoya, con Aníbal Rubio como regidor de escena.

CoDa21 está compuesto por Rebeca Canchani, Denise Eliza, Ana V. Fridman, Vesna Lantigua, Roberto López, Jesús Miranda, Omar Nieves y Adriana Aybar.













Felicitamos a Denisse Eliza y al equipo de trabajo de CoDa21, incluyendo a Lourdes Gómez como su Ballet Mistress, por triunfar en esta producción de altos vuelos. Un teatro colmado de niños, una atmósfera mágica, y un público en franco disfrute fueron las muestras definitivas del éxito de Peter Pan.